martes, 16 de febrero de 2016

Manta de ganchillo sencilla multicolor

Bien, es momento de ponernos manos a la obra con una labor larga de las que me gustan a mí, y para ello he decidido retomar la manta que tengo comenzada desde... yo creo que desde el invierno pasado. Ya os enseñé una foto hace poco...



Se trata de un patrón muy sencillo. Para realizarla he aprovechado unos ovillos de lana que compré para aprender a tejer flores de ganchillo hace muchísimo tiempo y que tenía guardados en un cajón, ¿os gustan los colores? 


Son todos colores alegres y bien bonitos, que combinados entre sí le dan a la manta un toque vintage. Esta es la muestra que hice para ver cómo combinaban, y sí, creo que consigue el efecto que me proponía, va a resultar una manta llena de colorido, fácil y rápida de tejer. 


Quisiera terminarla este invierno, porque aunque el frío ha tardado en llegar aquí en tierras mediterráneas, ya se está notando y siempre es agradable taparse en el sillón con una mantilla de lana tejida con cariño. 

¿Qué os parece? ¿os animáis a tejerla conmigo? Si os apetece a poneros manos a la obra, os cuento, yo tengo preparados doce ovillos de colores diferentes como veis en la foto. Se trata de lana Fama de Katia en los colores siguientes (si no me equivoco, ya que como os cuento tengo esta lana desde hace tiempo y sin la etiqueta, digamos que de cuando empezaba a tejer y no estaba muy organizada):

naranja 160
rosa 7203
rosa 161
rojo 810
celeste 606
turquesa intenso 592
turquesa 842
marrón 620
verde 587
azul 597
rosa 595
lila 585

Por supuesto, podéis elegir vuestro propio colorido.

Para comenzar hay que tejer una larga cadeneta de 226 puntos + 3 cadenetas que serán el primer punto alto, y tejer un punto alto en cada cadeneta hasta el final de la misma, en total quedarían 227 puntos altos.

Cuando llegamos al final, damos la vuelta a la labor y un punto alto en cada uno de los huecos que hay entre las cadenetas de la vuelta anterior, es decir, no tejemos sobre los puntos altos de la vuelta anterior, sino entre ellos, como podéis ver en la foto que os muestro arriba. 

Cuando llegamos al final de la vuelta, en el último hueco, tejemos dos puntos altos, de forma que siempre conservemos el mismo número de puntos en cada vuelta. 

Y así, continuamos tejiendo, cambiando de color en cada pasada. Si os ponéis a ello, os daréis cuenta de que se teje rapidísimo. Me queda por decidir si voy a ir repitiendo el patrón de colores o si los voy a ir mezclando para que no se repita la secuencia... ya os contaré qué decido conforme avance...

Bien, pues si os animáis, podéis dejar aquí vuestros comentarios, o bien, como de costumbre en el grupo de Facebook, y ya me vais contando cómo os va. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada